Razones para otorgar un regalo a una persona especial

En la actualidad, dada la tendencia social a la corrección política y las actitudes altruista y humanistas se ha querido desprestigiar el acto de obsequiar un presente o regalo con el argumento de que dicha práctica es una estrategia banal para comprar el cariño, aprecio, aceptación o respeto de una persona. Si bien muchas personas se valen del acto de regalar un obsequio para lograr motivos o propósitos específicos, es importante destacar que para muchas personas los regalos suponen una forma de demostrar el aprecio y estima, por lo que con el pasar de los años este acto nunca perderá vigencia.

Regalar no es la única forma de expresar estima y aprecio, aunque, esta es el medio más antiguo que poseemos para este propósito, ya que desde las antiguas civilizaciones se han registrado sucesos protagonizados por los regalos y los obsequios, tales como las ofrendas que se les realizaba a los dioses, reyes y emperadores del antiguo mundo. Todas las personas en algún momento de nuestras vidas hemos sido testigos de este acto, ya sea otorgando un regalo o recibiendo el mismo, de ello ha suscitado un eterno debate sobre cual rol es mejor, si ser el individuo que recibe el presente o ser aquel que obsequia dicho regalo.

Existen muchos motivos para dar un obsequio, por ejemplo, algunas personas utilizan esta estrategia para premiar y honrar el logro realizado por una persona, tal es el caso de los padres que le obsequian a sus primogénitos un regalo por haber alcanzado un logro escolar o deportivo con el objetivo de impulsarlos a continuar cosechando éxitos en su vida. Jesús, padre de familia y trabajador de Desatascos , les regala a sus hijos bombones de chocolate cada vez que estos logran alcanzar las máximas calificaciones en su escuela.

Por otro lado, una razón muy utilizada para otorgar un presente es para demostrar el aprecio y estima hacia una persona en especial. Este es el ejemplo más típico de los regalos, en el cual una persona que desea demostrar el amor que siente por otro le regala flores y chocolates para intentar ganarse el amor de dicha persona. La tendencia del ser humano a practicar el acto de obsequiar presentes ha conllevado a que se desarrolle un mercado exponencialmente diverso de todos los artículos que pueden ser regalados, por ello existen actualmente tiendas especializadas en regalos y obsequios.

Por último, resulta evidente que muchas personas al malversado y profanado el acto de regalar, puesto que utilizan esta práctica con hipocresía y falacia para ganarse de manera rápida la confianza y aprecio de una persona, de esta forma utilizan dicha confianza para sus propósitos indecorosos. Una de las formas de distinguir los regalos falsos e hipócritas de aquellos verdaderos es mediante la evaluación y análisis del regalo, puesto que cada persona posee gustos y preferencias personales, por lo cual, un regalo verdadero será aquel que este íntimamente relacionado con la persona a obsequiar sin importar su coste económico.