Regalos para recién nacidos: sé original

Cualquier madre lo sabe o lo ha “padecido”. Acaba de tener un bebé y familiares y amigos con toda la buena intención del mundo le hacen regalos. ¿Qué suele ocurrir? Que prácticamente le “llueven” los pijamas, los bodys o los trajecitos para ponérselos al bebé ahora o dentro de un año. O se puede juntar con tres vajillas o decenas de juguetes. ¿Se puede ser más original? Sí, y ello no significa gastarse una fortuna.

Dejando a un lado la típica tarjeta regalo (un tanto fría) de un establecimiento comercial o las ya famosas cestas de pañales, cremas y otros productos de uso cotidiano, hay muchas más posibilidades.

Si cerca de la casa de los papás hay un estudio fotográfico, puedes hablar con los responsables para regalar una sesión de fotos para el bebé. Y si resulta demasiado costoso, un par de fotos serán un recuerdo imborrable para los padres y seguramente un detalle que agradecerán mucho.

Otro regalo original y muy útil: una bonita hucha con sus primeros ahorros. Ya se sabe que cuánto antes se empiece a ahorrar, mucho mejor. Y muy útil es también este otro regalo: un espejo retrovisor para poder observar al niño cuando vamos en el coche. No hay que olvidar que una de las grandes preocupaciones cuando se viaja solo con el bebé es poder comprobar que se encuentra perfectamente, el espejo interior del vehículo no siempre nos lo permite, por eso este accesorio es ideal.

Y todos se acuerdan del bebé, pero no de la madre ¿Por qué no dar un detallito para el niño, algo poco costoso, y obsequiar a la mamá? Un ejemplo, seguro que agradece infinitamente un bono de spa o un masaje relajante, lo agradecerá ella y lo notará el bebé.

La ropa siempre es lo más socorrido, pero seguramente que los padres agradezcan más este tipo de regalos, regalos que, por otra parte, siempre recordarán.